El caso del Bosque Rendlesham, el “Roswell de Gran Bretaña”. Parte 1

por Alaya el 06/06/2011

El bosque Rendlesham

El Incidente del bosque de Rendlesham  es el nombre dado a una serie de denuncias de avistamientos de luces inexplicables y el presunto aterrizaje de una o múltiples naves o embarcaciones de origen desconocido en Rendlesham Forest, Suffolk, Inglaterra, a finales de diciembre de 1980, a las afueras de la RAF Woodbridge, utilizada en aquel momento por la Fuerza Aérea de los Estados Unidos (USAF, por sus siglas en inglés). Decenas de personas de la USAF fueron testigos de varios eventos en un período de dos o tres días. Algunos ufólogos creen que es quizás el caso OVNI más famoso en Gran Bretaña, y al que se refiere a veces como “Roswell de Gran Bretaña”. De hecho este es un caso muy importante debido a que involucra a una cantidad grande de testigos que además son militares.

El Ministerio de Defensa (MoD) negó que el caso plantease una amenaza a la seguridad nacional, y afirmó que nunca fue investigado por lo tanto como una cuestión de seguridad. Más tarde, la evidencia indica que hubo un importante archivo del Ministerio de Defensa sobre el tema, lo que condujo a sospechas de un encubrimiento, y algunos lo interpretaron como parte de un patrón de supresión de información sobre la verdadera naturaleza de los objetos voladores no identificados, tanto por los Estados Unidos como por el gobierno británico.

Rendlesham Forest es propiedad de la Comisión Forestal y consta de alrededor de 5.8 millas cuadradas (15 km2). Se encuentra en el condado de Suffolk, a unas 8 millas (13 kilómetros) al este de la ciudad de Ipswich. El incidente se produjo en las proximidades de dos bases exmilitares  – Bentwaters RAF, que está justo al norte del bosque, y RAF Woodbridge, que se extiende en el bosque desde el oeste y está delimitada por el bosque en sus bordes norte y este. En ese momento, ambas estaban siendo utilizadas por  la Fuerza Aérea de los Estados Unidos. El comandante de la base era el coronel Ted Conrad, y su adjunto el teniente coronel Charles I. Halt. El memorandum que Halt envio al Ministerio de Defensa sobre el incidente, y su implicación personal en la segunda noche de los avistamientos, ha dado credibilidad al caso.

26 de diciembre

Alrededor de las 3 de la mañana del 26 de diciembre de 1980 extrañas luces fueron reportadas por una patrulla de seguridad cerca de la Puerta Este de la RAF Woodbridge. Los militares inicialmente pensaron que era un avión derribado, pero, al entrar en el bosque para investigar, vieron luces extrañas moviéndose a través de los árboles, así como la luz brillante de un objeto no identificado. Uno de los militares, el sargento Jim Penniston, más tarde afirmó haber encontrado una “nave de origen desconocido” y de haber hecho notas detalladas de sus características, tocó su “cálida” superficie, y copió los numerosos símbolos en su cuerpo.  El objeto supuestamente voló después de su breve encuentro. Penniston también afirmó haber visto el tren de aterrizaje triangular del objeto, dejando tres impresiones en el suelo que eran visibles al día siguiente. Durante una regresión hipnótica en 1984, Penniston dijo que la “nave” que se encontró había venido de nuestro futuro, y que era ocupada por viajeros del tiempo, no extraterrestres. Una supuesta copia del  informe del sargento Penniston sobre el incidente no contiene ninguna mención de encontrar una nave desconocida, ni de interactuar con ella. Este informe y bocetos asociados no están firmados ni fechados, ni son representativos de la Forma AF 1169, que se utiliza para  la declaración de testigos.

Poco después de las 4 madrugada, la policía local fue llamada a la escena, pero informó de que las únicas luces que veía eran los del faro de Orford Ness, a algunos kilómetros de distancia de la costa. Algunos informes afirman que los animales de corral locales se habían estado comportando con miedo y pánico. Después del amanecer en la mañana del 26 de diciembre, los militares regresaron a un pequeño claro cerca del borde oriental del bosque y encontraron tres pequeñas impresiones en un patrón triangular, así como quemaduras y ramas rotas en árboles cercanos. A las 10:30 horas la policía local fue llamada de nuevo, esta vez para ver las impresiones sobre el terreno, que opinan que podría haber sido hecho por un animal.

Además de lo anterior, algunos de los aviadores afirman haber visto un objeto metálico cónico, suspendido en una niebla de color amarillo, cernido sobre un claro en los árboles, con un palpitante círculo de luz azul y rojo. Los militares afirmaron además que el objeto parecía claramente consciente de su presencia y se alejó de ellos, obligándolos a darle caza. Más tarde los militares se habrían encontrado en un estado de aturdimiento. Los aviadores fueron presuntamente interrogados, amenazados y obligados a firmar documentos en los que jurarían silencio, algunos incluso afirmaron haber sido obligados a firmar un documento ratificando que el OVNI era solo un faro. Algunos informes sugieren que se les ordenó permanecer tranquilos, con la advertencia de que las “balas son baratas”. El Teniente Coronel Halt, sin embargo, afirmó en una entrevista de 2008 al canal de noticias CNN que hasta ese día no había sido posible desclasificar información sobre el incidente.

28 de diciembre

Los militares regresaron al sitio de nuevo en las primeras horas del 28 de diciembre de 1980 con detectores de radiación, aunque la importancia de las lecturas que se obtuvieron se discute. El vice comandante de la base Teniente Coronel Charles I. Halt,  investigó personalmente las observaciones y los eventos fueron registrados en una grabadora de micro casete. Fue durante esta investigación que una luz se observó a través del campo hacia el este, casi en línea con una casa de campo.

{ 0 comentarios… agrega uno ahora }

¿Tú qué opinas?

{ 1 trackback }

Anterior:

Siguiente: