Extinción masiva. Parte 1.

por Alaya el 03/09/2010

Fosil

De las 44,838 especies analizadas por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN), por lo menos 16,928 están amenazadas de extinción. Si se tiene en cuenta que solo el 2.7 % de la especies descritas han sido analizadas, esta cifra es una subestimación considerable, pero constituye una fotografía útil de lo que esta sucediendo a todas las formas de vida en la Tierra.

La extinción de fondo es un proceso natural que viene ocurriendo desde que apareció la vida en la Tierra, que se produce en forma continua y casi imperciptible. Se estima que la tasa de extinción “natural” es de 1 especie cada 1 millón de años. El problema ocurre cuando se dan extinciones en masa (entre ellas, la de los dinosaurios), en las que, por diferentes eventos desaparece más del 50% de las formas vivientes.

Actualmente, se cree que estamos en los umbrales de la sexta extinción masiva, esta vez, debida fundamentalmente a los efectos de las actividades humanas sobre el ambiente o las especies. La unión Internacional para la conservación de la Naturaleza (IUCN) estima que en el presente, la tasa de extinción es de entre 1000 y 10,000 veces mayor a la natural.

Las extinciones en masa han servido como grandes botones de reinicio que han cambiado dramáticamente la diversidad de especies encontradas en los océanos en todo el mundo, de acuerdo a estudios realizados en fósiles. Los hallazgos sugieren que los humanos vivirán EN UN FUTURO MUY DIFERENTE si llevan a los animales a su extinción, debido a que la pérdida de cada especie puede alterar ecosistemas enteros.

Algunos científicos han especulado que los efectos de los humanos (desde la caza hasta el cambio climático) están alimentando otra extinción en masa. Algunos van tan lejos a decir que estamos en una nueva época geológica, dejando la época de 10,000 años conocida como Holoceno y entrando en la época conocida como Anthropoceno, marcada por cambios mayores de temperatura y la química del océano, incrementando la erosión del sedimento, y con cambios en la biología que van desde tiempos alterados de florecimientos a cambios en los patrones de migración de los pájaros y mamíferos, y la posible muerte de pequeños organismos que soportan toda la cadena alimenticia de los océanos.

Antes y ahora.

Mirando hacia atrás en tiempo, la diversidad de grandes grupos taxonómicos (que incluye muchas especies), tales como los corales o los caracoles, se encontraban alrededor de cierto punto de equilibro que representaba un límite en los números de la diversidad de especies. Pero ese límite de diversidad también parece haber cambiado espontáneamente a través de la historia de la tierra cada 200 millones de años.

La crisis de la extinción puede cambiar la cara del planeta y sus especies, y va más allá de lo que los humanos pueden predecir, dicen los científicos.

“Lo que parece certero es que el destino de cada grupo animal diferirá en gran manera”, dijo Alroy.

Su análisis, ( tres de septiembre en el Journal Science), se basa en casi 100,000 colecciones de  fósiles en la base de datos de Paleo biología (PaleoDB).

Los hallazgos revelaron varios ejemplos de cambios de diversidad, incluyendo aquel que se llevo a cabo en un grupo de bivalos del fondo del océano llamados Braquiópodos, que son similares a las almejas y a las ostras. Ellos dominaron la era Paleozoica  hace de 540 millones a 250 millones de años, y se ramificaron en nuevas especies durante dos arranques adaptantes de crecimiento en la diversidad, cada uno seguido por un gran desplome.

Los braquiópodos entonces alcanzaron un bajo, pero estable, equilibrio en los pasados 250 millones de años en los cuales no hubo ni un surgimiento ni un desplome en los números de la especie, y aun viven hoy como un grupo raro de animales marinos.

Si hay algo, que podemos tomar de pasadas extinciones, es que se muestra una gran dificultad prediciendo que grupos ganaran a largo plazo. “Sobrevivir es una cosa y reponerse es otra”, dijo Marshall, que escribió perspectivas sobre el estudio en el mismo tomo de Science.

Una de los pocos patrones consistentes es que los arranques de crecimiento en la diversidad pueden ocurrir en cualquier momento, de acuerdo con Alroy. Añadió que el rango extinción de fondo de especies individuales también ha permanecido consistente, las especies en promedio duran solo unos cuantos millones de años.

Por supuesto, la crisis de extinción moderna va mucho más allá del rango extinción de fondo. Alroy añadió que no solo podría borrar ramificaciones enteras de historia de la evolución, sino también cambiar los ecosistemas que son formados por cada una de las especies.

Esto significa que las especies de hoy importan para los medioambientes alrededor del mundo, y los humanos no pueden simplemente esperar reemplazos para las diversas especies en el futuro.

“Si perdemos a los constructores de arrecifes, podríamos no recobrar los arrecifes físicos por millones de años no importa cuán rápido regresáramos toda la diversidad de especies”. Dijo Alroy.

Referencias:

  1. http://www.livescience.com/animals/mass-extinctions-threat-earth-animal-diversity-100902.html
  2. http://cms.iucn.org/es/medios/comunicados/?81/Extinction-crisis-escalates-Red-List-shows-apes-corals-vultures-dolphins-all-in-danger

{ 4 comentarios… léelos más abajo oagrega uno }

joseph

hoala buenas tardes.exelente la explicacion como demustra todas, y cada una de los mecanismo de extinsion de las especies. me gusto mucho

Responder

Alejandro Lopez Sanchez

El fin del mundo se acerca, el mundo se muere, con tanta contaminación dudo que se recupere

Responder

Alejandro Lopez Sanchez

Esto es muy serio, prepárate para lo que está por pasar

Responder

ANYA SAMARY

pongan cosas importantaes

Responder

¿Tú qué opinas?

Anterior:

Siguiente: