Misterios de las antiguas civilizaciones. Pirámides. Parte 2.

por Alaya el 02/10/2010

pirámides de egipto

Egipto.

La Pirámide de Keops.

La Gran Pirámide, es la más grande del mundo entero. Tiene una altura de 147 metros y un peso de 6 millones de toneladas. A esta le falta el piramidión, supuestamente de oro en su vértice superior. Su construcción es  perfecta y alineada a los 4 puntos cardinales. Su interior está armado con un complejo sistema de cámaras, túneles, pasillos y galerías. Existen en ésta 3 Cámaras, una subterránea y dos en la superestructura, la Cámara del Rey (cuyo sarcófago se encontró vacío cuando los árabes la abrieron por primera vez en el 820 d.C.) y la Cámara de la Reina.

El sarcófago es mucho más grande que la entrada a la cámara, por tal motivo se supone que se colocó allí antes de que se cerrara el techo. La unión de los bloques y vigas es perfecto, y están tan unidos que no se puede pasar una hoja de afeitar entre ellos. De las paredes Sur y Norte de estas cámaras salen dos canales estrechos de 20 x 20 cms. Los de la Cámara del Rey van directo al exterior, mientras que la de la Cámara de la Reina terminan en su interior. Se pensó en un momento que eran canales de ventilación, pero ahora se sabe que se utilizarían con fines rituales y fueron alineados con los sistemas estelares.

Se cree que la pirámide fue construida en el  2.500 AC, en tiempos de Keops, de la IV Dinastía,  esto según los arqueólogos, pero otra  datación dice que tiene 10.000 años de antigüedad según los análisis geológicos. Curiosamente, la reciente hipótesis sobre el alineamiento astronómico de las Pirámides de Gizeh con las estrellas de la constelación de Orión, aboga en favor de la datación más antigua.

La verdad es que no hay muchas pruebas para catalogar quién fue el constructor originario y cuál fue el verdadero sentido de la construcción de la Gran Pirámide de Keops. El problema surge con la trascripción del jeroglífico de la conocida Estela del Inventario, que daba a conocer que la Gran Pirámide ya estaba construida en tiempos de Keops, y era llamado el Templo de Isis.

La  única prueba que hoy existe para aceptar que la Gran Pirámide fue construida para el reposo del faraón, es la de un sello grabado encontrado en el interior de la Cámara de Descarga del cual se duda incluso y se atribuye a una posible falsificación hecha por su descubridor.

Aceptando las teorías de los arqueólogos, en la construcción de la gran pirámide, se tardaron unos 20 años con más de cien mil hombres trabajando en ella. Y en la construcción de la calzada o vía por la que iban a transportar los enormes bloques de piedra desde la cantera, se tardaron más de diez años. Las preguntas son obvias: ¿cómo transportaban esos inmensos bloques de piedra que pesan de 2 a 80 toneladas cada uno, desde las canteras de Aswan que están a unos 1.000 kilómetros de distancia?, ¿cómo cortaban los bloques de granito, con sus simples útiles de cobre, ya que no conocían el hierro? ¿cómo subían a la cima de la pirámide (148 metros) estos bloques de 80 toneladas, cosa que hoy es imposible?

Según los datos arqueológicos, con cien mil hombres trabajando constantemente en la construcción de la pirámide, que consta de 2.800.000 bloques que pesan de 2 a 80 toneladas, para poder terminarla en veinte años tendrían que haber colocado, situado, orientado, pulido y grabado uno de esos pesados bloques cada 3 minutos y sin utilizar poleas ya que en aquel entonces no las conocían.

Sin brújula orientaron sus cuatro paredes a los cuatro puntos cardinales con una precisión pasmosa; sin hierro practicaron agujeros que parecen hechos con un taladro en los que al examinar las muescas se ve que cada vuelta de torno profundizaban en el granito hasta doscientas veces más que lo que lograríamos nosotros hoy con un taladro de punta de diamante; y sin instrumentos ópticos orientaron algunos canales internos hacia la posición que ocupaban estrellas como Sirio, Zeta Orión o Alfa del Dragón, muy importantes dentro del contexto religioso egipcio.

Las pirámides de Gizeh y su correlación con las estrellas

Las tres pirámides de la meseta de Gizeh, Keops, Kefrén y Micerinos, fueron erigidas siguiendo la posición de las estrellas que comprenden el cinturón de la constelación de Orión (según el ingeniero angloegipcio Bauval). Así, Keops se correspondería con la estrella Alnitak (Zeta Orionis), Kefrén con Alnilan (Epsilon Orionis), y la pequeña pirámide de Micerinos con la estrella Mintaka (Delta Orionis). Esta correlación, que cuadra perfectamente entre las estrellas y las pirámides, conserva incluso la pequeña desviación de Delta Orionis igual a la de la pirámide de Micerinos, alejada del eje que une a las pirámides de sus dos antecesores. Sin embargo esta alineación es exacta con la imagen astronómica de hace 10000 años ,lo que comprobaría que esta pirámide fue hecha mucho antes de la época faraónica y que se desconoce a sus verdaderos arquitectos.

También descubrió, ayudado por un potente programa informático (el Skyglobe 3.5), que los canales que parten de las cámaras del rey y de la Reina estaban orientados en la época de su construcción a una serie de constelaciones. Los canales norte y sur de la cámara del rey estuvieron orientados hacia Tuban (la constelación del Dragón) y Alnitak, respectivamente. Por su parte, los canales norte y sur de la cámara de la reina, lo fueron con la Osa menor y la estrella Sirio, respectivamente. De esta manera, Bauval confirmaba algunas de las hipótesis planteadas por el arquitecto Badawi en los años sesenta sobre la orientación de estos canales.

Sin embargo, sus descubrimientos, no han quedado en la meseta de Gizeh, sino que se han expandido a otras pirámides de Egipto, ya que existen otras construcciones de este tipo que se corresponden con diferentes estrellas de la misma constelación de Orión. En este sentido, la pirámide de Djedefre, situada en la cercana localidad de Abou Rowash, sería la estrella Saiph (Kappa Orionis), y la pirámide de Nebka, en Zauyet el Aryan, la estrella Bellatrix.  Bauval extiende sus planteamientos a otros grupos monumentales fuera de la constelación de Orión. Así, la pirámide de Esnofru en Dashur estaría relacionada con las Híades, más en concreto con Aldebarán y 311 Tauri. También, esta teoría acaba por confirmar la vieja sospecha de los egiptólogos que creían que los egipcios identificaban la Vía Láctea con su río Nilo.

Esos y otros detalles evidencian que los constructores de la Gran Pirámide poseían unos conocimientos científicos que los expertos dudan en conceder a los primeros egipcios. ¿Y entonces quienén construyeron tan magníficos edificios?

{ 2 comentarios… léelos más abajo oagrega uno }

nancy

siempre he creido que nuestros origenes estan fuera de nuestro planeta y quedaron vestigios de otras civilizaciones, las teorias apuntan a ello y cada vez se aproximan al concordar las diferentes culturas y su similitud como las halladas en peru , mexico , china etc y el hombre en busca de descubrir mas de lo que nos rodea , otra teoria es la atlantida donde se hallaron columnas y aun no se sabe como sucumbio .Muy bueno este reportaje , felicitaciones

Responder

jorge israel

muy interesante sus articulos me gustaria que los editaran y hacer una coleccion de estos para toda la gente.
gracias. atte. jorge baltazar

Responder

¿Tú qué opinas?

Anterior:

Siguiente: