Las profecías mayas, parte 1.

por Alaya el 24/02/2011

Las 7 profecías mayas

En esta serie de artículos trataré las profecías mayas, que son tan conocidas por todos; sin embargo, creo que las conocemos superficialmente y quisiera expandir un poco el conocimiento en este tema, tanto para los creyentes como para los que son escépticos.

Primero veamos las Siete profecías mayas y que nos dicen:

1° profecía Maya

La primera profecía habla del final del miedo dice: que nuestro mundo de odio y materialismo terminará el sábado 22 de diciembre del año 2012,  que para ese día  la humanidad deberá escoger entre desaparecer como especie pensante que amenaza con destruir el planeta o evolucionar hacia la integración armónica con todo el universo, comprendiendo que todo está vivo y consciente, que somos parte de ese todo y que podemos existir en una nueva era de luz.

La primera profecía dice que desde 1999, nos quedan trece años, solo trece años para realizar los cambios de conciencia y actitud, de los que nos hablan, para desviarnos del camino de destrucción por el que avanzamos, hacia uno que abra nuestra conciencia y nuestra mente para integrarnos con todo lo que existe. Los Mayas sabían que nuestro sol (ellos le llamaban kinich-Ahau ) es un ser vivo que respira y que cada cierto tiempo se sincroniza con el enorme organismo en el que existe, que al recibir un chispazo de luz del centro de la galaxia brilla más intensamente, produciendo en su superficie lo que nuestros científicos llaman erupciones solares y cambios magnéticos, ellos dicen que esto sucede cada 5.125  años, que la tierra se ve afectada por los cambios en el sol mediante un desplazamiento de su eje de rotación, predijeron que a partir de este movimiento se producirían grandes cataclismos, para los mayas los procesos universales como la respiración de la galaxia son cíclicos y nunca cambian, lo que cambia es la conciencia del hombre que pasa a través de ellos, siempre en un proceso hacia más Perfección. Basados en sus observaciones los Mayas predijeron que a partir de la fecha de su civilización desde el 4 Ahau 8 Cumku es decir desde el año 3113 AC, 5.125 en el futuro o sea el sábado 22 de diciembre del año 2.012 el sol al recibir un fuerte rayo sincronizador proveniente del centro de la galaxia cambiará su polaridad y producirá una gigantesca llamarada radiante.  Para entonces la humanidad debe estar preparada para atravesar la puerta que nos dejaron los Mayas, transformando a la civilización actual basada en  el miedo en una vibración mucho más alta de armonía, solo de manera individual se puede atravesar la puerta que permite evitar el gran cataclismo que sufrirá el planeta para dar comienzo a una nueva era, un sexto ciclo del sol.

Los Mayas aseguraban que su civilización era la quinta iluminada por el sol kinich-Ahau, el quinto gran ciclo solar, que antes habían existido sobre la tierra otras cuatro civilizaciones que fueron destruidas por grandes desastres naturales, creían que cada civilización es solo un peldaño en ascenso de la conciencia colectiva de la humanidad, para los Mayas en el último cataclismo la civilización había sido destruida por una gran inundación que dejó unos pocos sobrevivientes de los cuales ellos eran sus descendientes, pensaban que al conocer el final de esos ciclos, muchos seres humanos se prepararían para lo que venía, y que gracias a eso habían logrado conservar sobre el planeta a la especie pensante, el hombre.

Nos dicen que el cambio de los tiempos permite ascender un peldaño en la evolución de la conciencia dirigirnos hacia una nueva civilización  que manifestará mayor armonía y compresión para todos los seres humanos.

La primera profecía nos habla del tiempo del no-tiempo, un periodo de 20 años llamados por ellos un katun, los últimos 20 años de ese gran ciclo solar de 5.125 años, es decir desde 1.992 hasta el año 2.012.

Profetizaron que hasta ese tiempo manchas del viento solar cada vez más intensas aparecerían en el sol, desde 1.992 la humanidad entraría en un último periodo de grandes aprendizajes, grandes cambios.

Que nuestra propia conducta de depredación y contaminación del planeta contribuiría a que estos cambios sucedieran; la primera profecía dice que estos cambios van a suceder para que comprendamos como funciona el universo y avancemos hacia niveles superiores dejando atrás el materialismo y liberándonos del sufrimiento.

El libro sagrado Maya del Chilam Balam, dice: …”En el trece Ahau al final del último katun, el itzá será arrollado y rodará Tanka, habrá un tiempo en el que estarán sumidos en la oscuridad y luego vendrán trayendo la señal futura los hombres del sol; Despertará la tierra por el norte y por el poniente, el itzá despertará”.

La primera profecía anunció que siete años después  del comienzo del último Katun es decir en 1999 comenzaría una época de oscuridad que nos enfrentaría a todos con nuestra propia conducta dijeron que las palabras de sus sacerdotes serían escuchados por todos nosotros como una guía para despertar ellos llaman a esta época como el tiempo que la humanidad entrara al gran salón de los espejos, una época de cambios para enfrentar al hombre consigo mismo para hacer que entre al gran salón de los espejos y se mire, que mire y analice su comportamiento con el mismo, con los demás, con la naturaleza y con el planeta en donde vive. Una época para que toda la humanidad por decisión consciente de cada uno de nosotros decida cambiar eliminar el miedo y la falta de respeto de todas nuestras relaciones.

2° profecía Maya

La segunda profecía maya anunció que el comportamiento de toda la humanidad cambiaría rápidamente a partir del eclipse de sol del 11 de agosto de 1999, aquel día vimos como un anillo de fuego se recortaba contra el cielo, fue un eclipse sin precedentes en la historia, por la alineación en cruz cósmica con centro en la tierra de casi todos los planetas del sistema solar, se posicionaron en los cuatro signos del zodiaco, que son los signos de los cuatro evangelistas los cuatro custodios del trono que protagonizan el Apocalipsis según San Juan.

Además la sombra que proyecta la luna sobre la tierra atravesó Europa pasando por Kosovo, luego por Medio Oriente, por Irán e Irak y posteriormente se dirigió a Pakistán e India, con su sombra parecía predecir un área de guerras y conflictos.

Los Mayas sostenían que a partir de ese eclipse los hombres perderían fácilmente el control de sus emociones o bien afianzaría su paz interior y su tolerancia evitando los conflictos.

Desde entonces se vive una época de cambios que es  la antesala de una nueva era, antes del amanecer es cuando más oscura es la noche, el fin de los tiempos es una época de conflictos y grandes aprendizajes de guerras separación y locuras colectivas que generará a su vez procesos de destrucción y evolución, la segunda profecía indica que la energía que se recibe desde el centro de la galaxia aumentará y acelerará la vibración en todo el universo para conducirlo a una mayor perfección, esto producirá cambios físicos en el sol en la tierra y cambios psicológicos en el hombre alterando su comportamiento su forma de pensar y sentir, se transformaran la relaciones y los modos  de comunicación, los sistemas económicos sociales de orden y justicia cambiarán las creencias religiosas y los valores aceptados el hombre se enfrentará a sus miedos y angustias para resolverlos, y de ese modo podrá sincronizarse con los ritmos del planeta, y el universo la humanidad se concentrara en su lado negativo y podrá ver claramente que cosa es la que está haciendo mal, este es el primer paso para cambiar de actitud y conseguir unidad que permite la aparición de la conciencia colectiva, se incrementarán los sucesos que nos separan pero también los que nos unen, la agresión el odio las familias en disolución, los enfrentamientos por ideologías, religión, modelos de moralidad o nacionalismo; Simultáneamente más personas encontraran la paz, aprenderán a controlar sus emociones habrá más respeto, serán mas tolerantes y compresivas y encontraran la unidad, surgirán hombres con un altísimo nivel de energía interna, personas con  sensibilidad y poderes intuitivos para la sanación, pero también aparecerán farsantes que solo pretenderán tener rédito económico a expensas de la desesperación ajena, los mayas predijeron que en 1999 comenzaría la era del tiempo del no-tiempo una etapa de cambios rápidos necesarios para renovar los procesos ideológicos sociales y humanos. Al final del ciclo cada hombre será su propio juez cuando el hombre entre al salón de los espejos para examinar todo lo que hizo en la vida, será clasificado por las cualidades que haya desarrollado en la vida, su manera de actuar día tras día, su comportamiento con los demás, y su respeto por el planeta, todos se ubicarán acordes a lo que sean, los que conservan la armonía comprenderán lo que sucede como un proceso de evolución en el universo, en cambio habrá otros que por ambición miedo y frustración culparan a los demás o a Dios por lo que sucederá, se generaran situaciones de destrucción muerte y sufrimiento, pero también darán lugar a circunstancias de solidaridad y de respeto con los demás, de unidad con el planeta y el cosmos.

Esto implica que  el cielo y el infierno se estarán manifestando al mismo tiempo,y que cada ser humano vivirá en el uno o en el otro dependiendo de su propio comportamiento, el cielo con la sabiduría para trascender voluntariamente a todo lo que sucede, el infierno con la ignorancia para aprender con sufrimiento, dos fuerzas inseparables una que comprende que en el Universo todo evoluciona hacia la perfección, que todo cambia, otra envuelta en un plano material que solo alimenta el egoísmo, En la época del cambio de los tiempos todas las opciones estarán disponibles, prácticamente sin censura de ninguna clase, y los valores morales serán más laxos que nunca para que cada cual se manifieste libremente como es, la segunda profecía afirma que si la mayoría de los seres humanos cambia su comportamiento, Y se sincroniza con el planeta se neutralizarán los cambios drásticos que describen la siguientes profecías, hay que ser concientes de que el hombre  siempre decide su propio destino especialmente en esta época, las profecías son solo advertencias para que tomemos conciencia de la necesidad de cambiar de rumbo para evitar que se hagan realidad.

3° profecía Maya

La tercera profecía maya dice que una ola de calor  aumentará la temperatura del planeta, produciendo cambios climáticos geológicos y sociales en una magnitud sin precedentes, y a una velocidad asombrosa, los mayas dicen que el aumento de la temperatura se dará por la combinación varios factores, uno de ellos generados por el hombre que en su falta de sincronía con la naturaleza solo puede producir procesos de auto destrucción, otros factores serán generados por el sol que al acelerar su actividad por el aumento de su vibración produce mas que radiación, aumentando la temperatura del planeta. Cada uno de nosotros en alguna manera ayudamos a contaminar al planeta o a deforestarlo, con nuestros automóviles, arrojando basura en las calles, o en los parques públicos ayudando a que el clima del planeta se vuelva en nuestra contra, los cambios están ocurriendo ya pero como han pasando muy lentamente, nos hemos adaptados a ellos y no los percibimos el proceso de industrialización que tuvo lugar en el siglo xx ha contaminado dramáticamente la atmósfera con sus emisiones de gases tóxicos, la llamada lluvia ácida producto de la quema de carbón o derivados del petróleo y de la emisiones de sulfuro y oxido de nitrógeno en el ámbito industrial tiene  lugar en todo el mundo y se concentra en la áreas urbanas corroe los monumentos y puentes destruye la pintura exterior, mata los bosques, daña la vida Marina, los suelos cultivados convierten el agua potable en tóxica y reduce la visibilidad. Las chimeneas contaminantes de miles de fábricas indiferentes al daño que provocan modificaron las temporadas de lluvias las estaciones y el clima; En millones de hogares en el planeta aún se cocina con carbón y leña, creando fogatas que emiten grandes cantidades de humo, cenizas vapor de agua y gas carbónico, todo esto dio lugar a la aparición del efecto invernadero pues las concentraciones de partículas  de carbono que quedan flotando en la atmósfera reaccionan químicamente con los dióxidos aumentando la suciedad y la temperatura. El aire que respiramos está lleno de partículas de monóxido de carbono de óxido de nitrógeno y de metano producto resultante de la combustión de gasolina en los motores de millones de autos y de miles de plantas térmicas de generación eléctrica.

La depredación de selvas para convertirlas en terreno de cultivo, o para extender las ciudades se ha convertido en una práctica común, se incendian los bosques que purifican el aire al convertir el gas carbónico que contiene el oxigeno.

El hombre no es consciente del mal que está causando al planeta, ni de que hay que sembrar para reponer la vegetación que consume, todo el planeta se ha convertido en un gran basural, enviamos contenedores con residuos radioactivos al fondo del mar, cargamos barcos enteros con residuos no degradables.

Las variaciones climáticas a consecuencia de las actividades dañinas del hombre y de los cambios en el comportamiento del sol producen una alteración en las lluvias, disminuye su cantidad, intensidad y regularidad. El aumento de la temperatura producirá fuertes vientos huracanes y tornados. Los Huracanes son tormentas gigantescas y violentas un vórtice de destrucción y muerte se los llama huracán en conmemoración del Dios del mal de los aborígenes del caribe, el Huracán Mich y los fenómenos asociados a la corriente del niño, son evidencia de la tendencia hacia los grandes desastres causados por el clima el sistema hidráulico es fundamental pues la tierra está cubierta en un 70 por ciento de agua, a aumentar la temperatura disminuirá la humedad relativa en el ambiente lo que traerá como consecuencia menos nubosidad en el cielo y mayor exposición al sol agravando así el problema,  así se evaporará el agua de los suelos produciéndose grandes sequías y muchos incendios forestales en todo el planeta, la falta de agua producirá grandes inconvenientes en toda la vegetación, reduciendo su crecimiento y disminuyendo considerablemente el tamaño de las Cosechas. Al reducirse la cantidad de agua de lluvia también menguará el caudal de los embalses y lagos, creando serios problemas a toda la fauna de la tierra, todo esto causara un fuerte impacto en la economía, habrá desabastecimiento y muchos productos que dependen del clima como los forrajes los cereales el pescado y la energía hidroeléctrica subirán de precio de modo vertiginoso, serán épocas de racionamiento hambre y descontento socia, aumentara el numero de plagas e insectos y las enfermedades tropicales como la malaria, el comportamiento del hombre será crucial para sobre llevar el aumento general de la temperatura causada por su propia conducta inconsciente y depredadora.

Continúa en las profecías mayas parte 2.

{ 1 comentario… léelo más abajo oagrega uno }

shííqáá Biííén Fáshíóns

u.u espero que no sea asi malo lo que me lesiaron para leer esto pero espero que no pase porque no me kero moriri tan joven

Responder

¿Tú qué opinas?

Anterior:

Siguiente: